La Maternidad Feliz

¡¡ Estás embarazada !!   ¡¡Felicidades!!

Empieza la aventura más intensa de tu vida, un viaje que no tiene fin, una  experiencia transformadora en la que te re descubrirás, porque junto con tu el nacimiento de tu hijo, nace también una nueva mujer.

Empiezan las sonrisas íntimas acariciando ese vientre que es un poco más grande cada día, esas sonrisas que son sólo para ti y para ese bebé que se acuna en tu interior, las hormonas te ayudan a estar más relajada, más tranquila, no apresures el ritmo, no intentes atrapar los ritmos de antes, ahora estás en otra cosa, aparentemente la vida sigue igual, pero tu sabes que ya nada es lo mismo, porque tu cuerpo está entregado al milagro de la vida y eso te acompaña a cada paso que das.
Disfruta este tiempo de paz, de la barriga creciendo, del cansancio que no sabes de donde viene, de ese soñar despierta: cómo será esa preciosidad de bebé que estás gestando.
Eres poderosa, eres una diosa, estás creando vida y eso es algo que solo los dioses y las mujeres podemos hacer.

Los nueve meses de embarazo te regalan un tiempo precioso en el que prepararte para la llegada del que será el amor de tu vida y prepararte es dejarte transitar ese tiempo volviendo a conectar con el cuerpo que a menudo olvidamos, para centrarnos demasiado en la mente. Aprovecha para disipar dudas y para disfrutar paso a paso de todas las etapas que vas a transitar, desde el cansancio adormecedor a la actividad frenética, que se desata cuando necesitas urgentemente preparar el nido.

Cuando nace tu bebé continúa la aventura, un nuevo cambio, un profundo cambio se va a adueñar de tu vida. Las cosas sencillas de antes, los horarios, los tiempos de antes, se van al traste, te va a parecer que no haces nada y sin embargo ¡haces tanto! ¡tantísimo! estás criando un nuevo ser y eso es una tarea de 24 horas, agotador es cierto y también bellísimo, transformador.

La primera vez que cojas a tu bebé en brazos, la primera vez que lo veas, que os miréis, vas a darte cuenta de que aquello a lo que habías llamado amor, no es eso, es otra cosa, es esto que ahora sientes, AMOR con mayúsculas, amor generoso, amor que todo lo puede, amor sin pedir nada a cambio, amor, simplemente amor.

Vas a familiarizarte con las lágrimas, llorar está bien, vas a llorar de alegría viendo su cuerpo perfecto, llorarás por haber sido parte del milagro que lo ha traído a tus brazos, llorarás por el vértigo de ser la responsable de esa vida, por si serás capaz de hacerlo bien, por…. por todo, y está bien, de verdad, está bien.
Dejará de darte vergüenza llorar porque al fin y al cabo llorar y reír son emociones y está bien dejarse sentirlas.

Y sonreirás, se te pondrá esa sonrisa preciosa que nos nace a las madres, esa sonrisa cuando sentimos la respiración sobre nuestro cuerpo del bebé, sonreirás cuando después de mamar se eche hacia atrás satisfecho, sonreirás cuando le nazca esa primera sonrisa que lo ilumina todo.

La maternidad te traerá nuevas amigas, nuevas compañeras de camino, porque al ser madre te nace ese sentimiento antiguo de formar parte del mundo, de dejar de estar sola y andar en tribu, necesitamos tribu para compartir, para criar. Entenderás más a las otras y al entenderlas te entenderás más a ti, vas a recibir mucho amor de las que te acompañen y cada vez que lo recibas tu también vas a dar, y ahora ya sabes, desde que nació tu hijo ya sabes,  que no hay nada más agradable que formar parte de ese intercambio generoso que forma parte de la maternidad y de la vida.

Ser feliz en la maternidad, atrevernos a vivir a fondo todo lo que nos trae es un regalo de la vida también para nosotras, es un camino diferente a lo que has vivido hasta ahora, ya no estás sola y no lo vas a estar nunca más, tu hijo siempre va a estar siempre allí, toma entre tus manos esa pequeña manita y déjale ayudarte a crecer, a vivir una vida que no hubieras podido recrear sin su ayuda.

El embarazo y el puerperio nos devuelve a las emociones, el cerebro se desconecta y deja paso en avalancha a las emociones, ¡disfrútalas!, date permiso a vivir la maternidad intensamente, date permiso para vivir una maternidad feliz.

¿Quieres más información sobre La maternidad feliz y todos sus contenidos?. Aqui tienes toda la información:
Comunidad

Raquel Tasa
30 de Noviembre de 2016

Anuncios